NO ES MÍO EL PISO QUE ESTÁ A MI NOMBRE

A menudo se te presenta esta situación en las herencias: El piso del causante, -C- (lo pagó, lo usó y lo tenía por suyo) no está a su nombre sino al de un hermano, -H-. Los motivos pueden ser múltiples (problemas con Hacienda; que el hermano tenía la condiciones de la Protección Oficial; “esquivar” un divorcio…)

¿Tiene solución? La tiene y es fácil si el hermano-fiduciario está de acuerdo, hermano o lo que sea. Pero si no, “Houston, tenemos un problema”.
Si el hermano está de acuerdo, hay que otorgar un documento reconociendo la Fiducia, con lo que “C” (o sus herederos) pasará a ser reconocido como dueño desde el mismo momento de la compra; es decir que “H” nunca habría sido dueño. Y por tanto ¡muy importante!, no existe venta de H a C ni tampoco Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Esta posibilidad, el “Reconocimiento de Fiducia”, la viene reconociendo la DGRN desde julio/agosto de 2006 (Res 6/7/2006 y 25/8/2006), cambiando de raíz el criterio anterior. Ahora se considera verdadero dueño al fiduciante, antes al fiduciario, con lo que te ahoras una transmisión ITP o sea el 10%. Naturalmente en el contrato de Reconocimiento de Fiducia habrá que dejar muy bien acreditada la “causa”; por ejemplo mediante la “relación de parentesco”; por ejemplo mediante ” haber constituido la finca domicilio del fiduciante y no del fiduciario”, etc.

Pero si el hermano-oloquesea-fiduciario no está de acuerdo “Houston, Houton, tenemos un problema”.

By | 2017-02-28T09:29:53+01:00 abril 26th, 2016|Notaria Enrique Rajoy|Comentarios desactivados en NO ES MÍO EL PISO QUE ESTÁ A MI NOMBRE